Si de entrada debemos dar respuesta a la pregunta que plantea el título de este post: “¿Se puede cobrar la viudedad en caso de separación o divorcio en Madrid?”, la respuesta sería “Sí”. No obstante, hay que matizar esta afirmación puesto que no todos los casos son iguales y, además, a la hora de confirmar que se posee el derecho a cobrar una pensión de viudedad en caso de divorcio o separación, entran en juego una serie de factores que hay que evaluar.

En cualquier caso, serán requisitos indispensables los siguientes, referidos al fallecido:

  1. Estar en situación de alta en la Seguridad Social en el momento del fallecimiento o en situación asimilada al alta y haber cotizado al menos 500 días en los 5 años anteriores a la fecha de defunción.
  2. Si no estaba dado de alta, deberá acreditar un período de cotización mínimo de 15 años. No obstante, en caso de fallecimiento por accidente, sea o no laboral, o por enfermedad contraída por causas del trabajo, no será necesario acreditar dicho período.

Si estas condiciones se cumplen, podremos hablar de la posibilidad de cobrar esa pensión de viudedad. Por ello, vamos a plantear distintas casuísticas que pueden darse y que suelen ser las más frecuentes.

 

Cónyuge beneficiario de pensión compensatoria

 

Si durante la vida del fallecido su cónyuge ha percibido una pensión compensatoria, independientemente de que la causa de extinción del matrimonio haya sido la separación o el divorcio, el cónyuge sobreviviente podrá cobrar su pensión de viudedad. De hecho, en estos casos, se extingue la pensión compensatoria y pasa cobrar la pensión de viudedad. No debe comportar mayor problema.

Pero, ¿y si no ha percibido pensión compensatoria? ¿Podrá cobrar la viudedad el cónyuge sobreviviente?

De entrada, no, ya que es un requisito indispensable que se exige al cónyuge sobreviviente. No obstante, existen excepciones en las que no es necesario este requisito:

  • Mujeres que hubieran acreditado ser víctimas de violencia de género en el momento de la separación o divorcio.
  • Divorcios o separaciones anteriores al 1 de enero de 2008, en los siguientes casos:
    1. Que entre la fecha del divorcio o separación y la fecha del fallecimiento no hayan transcurrido más de 10 años.
    2. Que la vinculación matrimonial haya tenido una duración mínima de diez años.
    3. Que haya hijos en común.
    4. Que el separado o divorciado sobreviviente tenga más de 50 años a la fecha del fallecimiento.
    5. Que la persona divorciada o separada sobreviviente no hubiera sido deudora de la pensión compensatoria.
  • Divorcios o separaciones anteriores al 1 de enero de 2008 entre personas mayores de 65 años.
    1. No reúnan los requisitos señalados en el apartado anterior.
    2. Que no tengan derecho a otro tipo de pensión pública.
    3. El matrimonio haya tenido una duración mínima de 15 años.

 

Si el fallecido contrajo de nuevo matrimonio o se constituyó en pareja de hecho. 

 

En este caso, no se denegaría la pensión de viudedad, siempre y cuando haya percibido pensión compensatoria, pero existirían dos beneficiarios de esa pensión de viudedad, por lo que se repartirán entre ambos del siguiente modo:

  • En proporción al tiempo vivido con el fallecido.
  • En cualquier caso, se garantiza al menos el 40% para su último cónyuge o pareja de hecho con el que compartía vida antes de fallecer.

 

Si he vuelto con mi pareja tras un divorcio o separación.

 

Ante este último caso hay que ser precavido, ya que si no hemos registrado nuestras reconciliación en el Registro Civil correspondiente, no quedará constancia de ella y no tendremos los mismos derechos en caso de viudedad que una pareja casada o pareja de hecho, como sería nuestra nueva situación.

 

Por todo ello, si os encontráis en alguna de estas situaciones, desde Sky Solutions os recomendamos que os pongáis en manos de profesionales que os asesoren sobre vuestros derechos. En nuestras oficinas contamos con expertos con una amplia experiencia que os acompañarán en este proceso.