Según los últimos datos del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) en 2019 han aumentado una media del 1,2 por ciento el número de demandas de disolución matrimonial (separaciones y divorcios) en el primer trimestre del año respecto al mismo período de 2018. Esto quiere decir que cada vez son más las parejas que deciden disolver su matrimonio. Con ello surgen las dudas sobre qué pasara con los bienes compartidos y la hipoteca ante un divorcio.

En los casos donde no se lleva a cabo un divorcio de mutuo acuerdo aparecen problemas referentes a la vivienda y la hipoteca. En este post te contamos qué opciones hay para la hipoteca de un divorcio en Madrid.

 

Extinción del condominio

Por otro lado, si se está en un régimen de separación de bienes y una de las partes quiere quedarse con la vivienda tendrá que proceder a extinguir el condominio ante notario dónde uno se adjudique el 100% de la vivienda. En esta situación, una de las partes cede su mitad de la propiedad a la otra pero siguen ambos como titulares de la hipoteca.

Es una buena opción para las parejas que durante el matrimonio han tenido hijos y quieran adquirir la propiedad para que en un futuro pase a ser propiedad de sus descendientes. Hay que tener en cuenta que aunque una de las partes viva en el inmueble, ambos tendrán que pagar la misma cantidad de la hipoteca. Si una de las partes no contribuye al pago de la hipoteca, la otra tendrá que hacer frente y pagar el importe. También se da la opción de solucionar este problema por vías legales si no se cumple lo pactado en un principio sobre cómo afrontar los pagos hipotecarios.

 

Novación de la hipoteca

La novación de la hipoteca contempla modificar los titulares del préstamo para que sea uno solo de los titulares quienes se quede con la vivienda y con la hipoteca. En la extinción de condominio, aunque se ceda la propiedad ambos siguen siendo titulares de la hipoteca. Será necesario informar al banco de esta modificación, que conlleva algunos costes. No obstante, la entidad financiera pedirá al deudor titular ciertas garantías para asegurar el pago completo de la hipoteca.

 

Venta de la vivienda

Si los implicados no quieren quedarse con la vivienda ni tener vínculos comunes y quieren saldar la deuda la opción idónea es la venta de la vivienda. De este modo podrán pagar la hipoteca y si llegan a un acuerdo repartirse a partes iguales el dinero restante resultado de la venta.

Uno de los inconvenientes de esta opción es que la venta de una vivienda podría demorarse en el tiempo. Si ambas partes están decididas a vender, habrán de tener en cuenta que en muchas ocasiones esta no es una tarea fácil. La ayuda de expertos en el sector inmobiliario será primordial para mediar entre ambos y hacer los trámites legales mucho más fluidos.

¿Necesitas ayuda en tu proceso de divorcio? En Sky Solutions nos ponemos a tu disposición para ayudarte en todo lo posible. Nos encargamos personalmente de los trámites legales y te asesoramos de la mejor manera para hacerte todo mucho más fácil y cómodo.