Tomando como ejemplo el ámbito empresarial, aunque resulte frívolo, bien podríamos decir que cuando una pareja contrae matrimonio, ambos firman un “contrato”, que a veces incluye una serie de condiciones y cláusulas a tener en cuenta si se rompe ese contrato. En ese caso, estaríamos ante un divorcio o separación. Por tanto, ¿qué ocurrirá ahora?¿Y si no hemos pactado previamente nada?

En ese caso, existe la posibilidad de firmar un convenido regulador de divorcio entre ambos cónyuges. Se trata de un documento redactado bajo el pacto y el acuerdo de ambos donde se recogen una serie de normas referentes a su patrimonio y a cuestiones sociales y familiares. Si el divorcio es de mutuo acuerdo, es un trámite más dentro del proceso de separación o divorcio que no debería comportar problemas. No obstante, aún así, este documento deberá ser presentado ante un juez junto con la demanda de divorcio y separación, ya sea por ambos cónyuges o por uno de ellos. En este último caso, será necesario contar con el consentimiento del otro.

¿Por qué presentar el convenio regulador ante el juez?

 

Porque tendrá que ser aprobado judicialmente para asegurar que el convenio regulador de divorcio no perjudica notablemente a una de las partes y, sobre todo, que no causa daños en los hijos menores si los ha habido en el matrimonio.

En este punto, es recomendable contar con la figura de un abogado que ayude a los cónyuges en la redacción de este convenio, ya que a la hora de presentar la demanda de divorcio en el juzgado será obligatoria su presencia, así como la de un procurador. En SkySolutions os facilitamos este trámite ofreciendo un servicio de profesionales en derecho matrimonial con una alta experiencia. 

 

¿Qué debe contener un convenio regulador de divorcio?

 

Su contenido viene regulado en el artículo 90 del Código Civil:

  1. Datos personales y situación laboral de los cónyuges.
  2. Guarda y custodia de los hijos. régimen de visitas, entre otras cuestiones.
  3. Vivienda familiar: uso y liquidación de cargas económicas.
  4. Pensión alimenticia de los hijos y otras cargas del matrimonio.
  5. Pensión compensatoria si la hay.

En cualquier caso, el convenio es susceptible de ser modificado si una de las partes no muestra conformidad o si ambos, de mutuo acuerdo, así lo expresan.