La ruptura de una pareja siempre es algo difícil, y suele generar mucho dolor. Hay muchos factores a tener en cuenta a la hora de dejar de convivir con otra persona, sobre todo si hay hijos o vínculos legales de por medio. Es por esa razón por la que es tan importante saber qué diferencia hay entre separación y divorcio. En este post te las vamos a contar, para que puedas tomar la mejor decisión.

¿Qué diferencia hay entre separación y divorcio?

Ya hemos constatado que no es lo mismo una cosa que la otra, y, por lo tanto, la manera en la que se tramitan son distintas. Aunque en este post te vamos a dar algunas claves, si te quedan dudas, lo mejor es que te pongas en contacto con nosotras y las resuelvas.

Dicho en modo breve, la separación conlleva un cese efectivo de la convivencia de las personas que forman la pareja. Por su parte, el divorcio es algo definitivo, no es un cese, es una disolución del matrimonio. Principalmente, esa es la respuesta a qué diferencia hay entre separación y divorcio. 

En los dos casos se pueden originar consecuencias tanto de índole personal como de índole patrimonial, y entre ellos hay diferencias más allá de lo mencionado anteriormente. 

La separación

Cuando se produce una separación no se extingue el matrimonio, simplemente, la convivencia de los cónyuges deja de ser efectiva. Para que sea legal es necesario que el juez dicte sentencia y establezca las pautas a seguir. Además, las personas que forman la pareja no pueden volver a casarse al estarlo entre ellos.

El divorcio

A diferencia de la separación, en el divorcio el matrimonio se disuelve de manera definitiva y las dos partes pueden volver a casarse. Estamos hablando, por supuesto, a nivel de matrimonio civil, ya que si lo quieres hacer por la iglesia necesitarás la nulidad de esta institución.

Si tienes alguna duda que no se te ha resuelto o quieres saber más acerca de qué opción es la mejor para ti, lo mejor es que te pongas en contacto con nosotros y hablemos.

¡Te esperamos!