En los últimos años, vemos que una gran cantidad de los procesos de divorcio terminan en custodia compartida. Según las circunstancias, la custodia compartida podría beneficiar a los hijos. La principal ventaja sería mantener una buena relación con ambos padres. Por este motivo, aquellos que en su momento decidieron establecer una custodia exclusiva o monoparental, ahora buscan modificar el régimen para conseguir una custodia compartida de ambos progenitores.

 

¿Qué es la custodia exclusiva?

Para que sea denominada custodia exclusiva o custodia monoparental, deberá recaer únicamente en un solo individuo. El progenitor custodio de los hijos tendrá que encargarse de ellos en el día a día. Se encargará de la educación y la convivencia diaria con los hijos. Mientras tanto, el otro progenitor tendrá pactado un régimen de visitas, generalmente los fines de semanas y temporadas vacacionales. De esta forma, se establecerá un tiempo mínimo que deberán pasar los hijos con cada padre o madre.

 

¿Qué es la custodia compartida?

En la custodia compartida, a diferencia de la exclusiva, ambos padres acuerdan un régimen en condiciones igualitarias de convivencia y derechos sobre los hijos. Se estipularán períodos de convivencia alternos con cada uno de los progenitores. No obstante, los padres no estarán privados de visitar a sus hijos en cualquier momento, siempre acorde al plan de visitas fijado.

 

¿Se puede pasar de custodia exclusiva a custodia compartida?

Para cambiar de estado la custodia, los padres deberán responder a qué se debe esta variación del régimen y argumentar si realmente la custodia compartida es beneficiosa para los hijos. En el caso donde haya cambiado la situación anterior por la cual se establecía la custodia exclusiva, los progenitores podrán llevar a cabo una custodia compartida. Si anteriormente los padres vivían en zonas alejadas o tenían unos horarios laborales que impedían la custodia compartida y ahora es posible, estos motivos tendrán que ser expuestos en la demanda de la nueva custodia. Deberán presentarse todas las pruebas que confirmen el cambio de situación de los padres e hijos.

Si se quiere efectuar el cambio de custodia, habrá que seguir un proceso de modificación de medidas. En él, los padres deberán presentar ante el juez una demanda donde se indique el cambio de custodia de mutuo acuerdo para lograr la custodia compartida.

En el caso de querer establecer una custodia compartida, se llevará a cabo un divorcio de mutuo acuerdo. Si quieres saber qué es y cuánto cuesta un divorcio de mutuo acuerdo, puedes consultar este post.

 

Si tienes alguna duda sobre el proceso de divorcio o la custodia de tus hijos puedes contactar con nosotros. En Sky Solutions estamos encantados de poder ayudar a gente como tú. Contamos con un equipo de expertos que te asesoran en todo momento.